BIMOTA TESI 3D EVO, 2012

La mutación.

El año pasado, por estas fechas, comentábamos desde esta tribuna la posibilidad de una evolución en las Tesi de Bimota. Ha tardado un poco más, debido a cambios en el accionariado de la casa de Rimini, pero al final ha llegado.

La nueva Bimota Tesi 3D Evo, es básicamente la misma moto del año pasado salvo un pequeño/gran detalle, su basculante delantero. En cualquier otra moto, un cambio en el tren delantero no supondría tanto como en la que hoy nos ocupa. En una moto “normal”, esto podría ser producto de la sustitución de una horquilla convencional por una invertida o por el cambio de proveedor, pero en una Tesi todo es distinto.

Para este 2012, se ha colocado el amortiguador en el lado derecho a unos 45º, abandonando la clásica posición tumbada junto al cárter. Solución que ya habíamos visto en algunas de las ultimas creaciones de otro usuario de los chasis Omega, Vyrus, pero a diferencia de este fabricante, en Bimota, ambos basculantes son multitubulares de acero, seña inequívoca de que estamos ante una 3D.

Volviendo a los amortiguadores, se trata de dos Extreme Tech regulables en extensión, precarga y compresión. En cuanto a la carrocería, ésta no ha sufrido ningún cambio, para qué… si es espectacular, permaneciendo por ahora en configuración “monoposto”, con una doble salida de escapes por debajo del asiento y con un minúsculo semicarenado, con los intermitentes situados en los retrovisores.

Tampoco ha variado en principio el motor: por lo que podemos ver en las fotos y leer en la ficha técnica, mantiene la versión 2010 de “desmodue” de 1078cc de Ducati, con embrague en seco y cambio de seis marchas, que entrega unos nada despreciables 98cv a 7.500 vueltas. Pero esto es susceptible de cambiar a lo largo de este año, pudiendo montar en breve el nuevo EVO de Ducati de 100cv.

Para acabar, quería detenerme en el chasis… y es que esta obra maestra del diseñador Marconi, sigue levantando pasiones tras más de 25 años de su creación. Esta fabricado en avional, una aleación de aluminio que incorpora pequeñas cantidades de cobre, silicio y magnesio y está compuesto por dos piezas en forma de omega colocadas a cada lado del motor, a las que van anclados tanto el tren delantero como el trasero, consiguiendo un tacto fuera de lo común, un tacto que solo podrás disfrutar sobre este mítico chasis.