BMW S1000RR, 2012

Apostando por las Superbikes.

Con la llegada de la S1000RR, en el 2009, BMW se adentró en terrenos que había abandonado hacía décadas. Una moto 100% deportiva que tiene su hábitat en los circuitos y pronto lo demostró, consiguiendo numerosos títulos, entre los que hay que destacar el Campeonato Europeo de Superstock-1000 del 2010 y varios pódium en dos años de participación en el WSBK.

Este bagaje la ha convertido en una de las referencias de la categoría, razón suficiente para seguir mejorándola y así no abandonar esa posición de privilegio en tan reñido sector, donde la fidelidad del usuario se ciñe a las prestaciones que puedas ofrecerle.

Por ello, en BMW, han decidido realizar una profunda revisión del modelo para el 2012. Por un lado se ha trabajado en el propulsor y la electrónica, mejorando la entrega del par motor y de la potencia, ahora con curvas más lineales, lo que se traduce en una mayor facilidad de conducción. Se han optimizado los modos de conducción, pasando a tres las líneas características de potencia, una para el modo “Rain”, otra para el “Sport” y una tercera para los modos de carreras, “Race” y “Slick”.

El puño del acelerador ha visto reducido su giro, recibiendo además ajustes específicos para mejorar su respuesta según el modo que elijamos, suave con el modo “Rain” y mucho más directa en los demás modos. Por último, la segunda marcha se ha acortado para mejorar la aceleración y se han mejorado los sistemas de seguridad, Race ABS y DTC.

Por otro lado, en cuanto al chasis se refiere, se han rectificado sus cotas y geometría buscando aumentar la maniobrabilidad y la postura del piloto. En esa misma dirección se ha rediseñado la amortiguación, adaptándola a un mayor rango de usos, además este año incorpora un nuevo amortiguador de dirección ajustable mecánicamente en 10 niveles.

La carrocería también ha recibido algunos retoques como el colín, que se hace más esbelto; el carenado lateral y la tapa central de la caja de admisión de aire, que han sido rediseñados; la inclusión de unas aletas aerodinámicas llamadas “Winglets” y la modificación del logotipo, en el que se ha hecho más presente la doble R de su nombre.

Para finalizar, el tablero de instrumentos ha sido revisado, con una nueva imagen para el tacómetro; la incorporación de cinco niveles de iluminación para el display LCD y la presencia de nuevas funciones, como el pronóstico de vuelta rápida “Best lap in progress”.

Como decíamos, uno de los gallos del corral de las súper-deportivas que vuelve a subir el listón para el 2012, a lo que hay que sumar un precio de 17.100€ junto a la fiabilidad y servicio postventa típicos de la firma alemana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*