BREGANZE SF 750


En nombre de Laverda.

BREGANZE SF 750

La historia parece sencilla: Érase una vez, una marca italiana que rivalizaba en las pistas europeas con Guzzis y Ducatis por ser la referencia entre las deportivas transalpinas, sus éxitos la hacían cada vez más grande a los ojos del público llegando a su cenit con un bicilíndrico de 750cc llamado SFC. Pero la historia se tuerce, estamos en plena crisis mundial y las finanzas no perdonan. Laverda desaparece dejando a unos cuantos devotos de su color naranja esperando un milagro en forma de resurrección. Tras algún intento anterior que no fructificó, lo fácil habría sido que bajo la tutela de Aprilia y su “capo”, Ivano Beggio, admirador declarado de la marca, hubiera vuelto a la vida, pero no fue así, Aprilia quiebra y su adquisición por el todopoderoso Grupo Piaggio deja a Laverda de nuevo durmiendo en un cajón.

BREGANZE SF 750

Esta historia se ha repetido con muchas marcas europeas y entre ellas más de una española, por no decir todas. Pero las nuevas tecnologías no solo traen un exceso de información difícil de digerir en más de una ocasión, a veces también consigue reunir a gente con los mismos anhelos y éste ha sido el caso de Breganze Motociclette Italiane, una marca creada para cubrir la necesidad de un grupo de admiradores de Laverda por dar salida a la frustración que genera el paso del tiempo sin que se cumpla su sueño.

BREGANZE SF 750

La Breganze SF750, según palabras del impulsor del proyecto el señor Davide Carboniero, es una “Street Cafè”, mejor dicho la primera de su género. El concepto como es de esperar, anda a camino entre las “Cafè Racer” de los 60´s y las modernas “StreetFighters” actuales, una mezcla de deportividad desnuda, exaltación al buen gusto, en cuanto al diseño se refiere, y un guiño a otros tiempos en los que las motos eran diseñadas a lápiz y papel.

BREGANZE SF 750

El motor, alma del proyecto, es un bicilíndrico en paralelo Laverda puesto al día, con una cilindrada de 747cc, refrigeración líquida y ocho válvulas, que entrega una potencia máxima de 85cv a 8.300 vueltas y un par máximo de 75Nm a 7.200. Está alimentado por una inyección electrónica Weber Marelli, lleva un cambio de 6 velocidades y un embrague multidisco en baño de aceite con accionamiento hidráulico.
El chasis es un “italianísimo” multitubular en acero con una inclinación en la pipa de dirección de 26º. Monta una horquilla invertida multirregulable de 41mm de diámetro y dos amortiguadores Öhlins anclados de manera tradicional en la parte trasera. En cuanto a la frenada, delante lleva dos discos flotantes y pinzas radiales de cuatro pistones, todo ello de la marca Galfer, y detrás el fabricante pasa a ser Brembo, montando un disco flotante de 245mm y pinza de dos pistones.
En cuanto a los demás componentes, incluido su precioso escape, son culpa de Free Spirits, fabricante especializado en Buell que ha realizado todos ellos a mano.
Las medidas son: Un peso de 170Kg en seco; una distancia entre ejes de 1.440mm; una altura al suelo de 815mm y un depósito en el que caben 16 litros, tres de reserva.

BREGANZE SF 750

En este pequeño artículo, en el que hemos querido resumir un poco lo que es este proyecto, puede dar la sensación de que la génesis de éste haya sido sencilla, pero nada más lejos de a realidad. Desde 2008 han estado involucrados muchos apasionados de la marca naranja trabajando en la creación de la moto que os presentamos, pero lo difícil está por venir, en un panorama mundial de agobiante crisis la supervivencia de una marca pequeña artesanal es complicada, pero… ¡Que narices! si los sueños no se cumplen..habrá que hacer que se cumplan ¿No?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*