EICMA 2007 – DUCATI

Las espectativas creadas por la marca italiana para este Salón de Milán se basaban en la posibilidad de una nueva monster y la ampliación de su gama de superdeportivas por arriba y por abajo. El resumen es que lo han conseguido, han presentado tres obras de arte a la altura de lo exigible a la marca más de moda del momento.


Rehaciendo un mito.
Sin duda el mayor reto que tenía Ducati tras sustituir a la “mal tratada” 999, era lanzar las primeras pinceladas del futuro de su “Moto insignia”, algunos pensaréis que ese título se guarda para la moto más espectacular de una marca, aquella que lleva más adelantos técnicos, aquella que rompe cronómetros, y posiblemente tengáis razón, pero con Ducati y la Monster todo cambia. Este monstruo egendrado por Galuzzi hace ya muchos años (1993) ha revolucionado el concepto naked, y si además pensamos que este sector es el que está más en auge en toda Europa, no es descabellado darle ese título a la moto más rentable de Ducati, de toda su historia.

Esta vez empezaron por debajo, me explico, Ducati cada vez que ha maquillado a sus chicas siempre a empezado por la más alta de la gama, así el motor más potente o novedoso se monta en las versiones “R” y los cambios en las monster se fueron primero a sus versiones más caras (S4R, por ejemplo), no es una ley inquebrantable, pero nos ha chocado que fuera en la versión 696 y no en una ya demandada 1.100cc. Con la llegada de la 696 se sustituye las 695 y S2R-800, aunque la primera permanecerá en el mercado algún tiempo, lo que no se sabe, ni nadie dice prenda, es cuando le tocará a la mayor de las “desmodue”, se dice que podría además ser la ocasión para presentarse una novedoso motor de 1.200cc, el tiempo lo dira. En cuanto al futuro de las monster de 8 válvulas, lo que se comenta es su desaparición, con lo que se dejaría paso a otra StreetFighter, que montaría el nuevo motor 1098, diferente definitivamente de las “pequeñas” naked de la casa.

En cuanto a datos sobre esta preciosa moto, podemos destacar que su peso en vacio se va a quedar en unos 163kl, que con una altura de tan solo 770mm, la van a convertir en una inmejorable moto de entrada en la marca. Pero no nos engañemos, dentro va a segir rugiendo un autentico motor Ducati, en este caso con 80cv a 9.000 vueltas y un par motor de 69Nm a 7.750 vueltas, lo suficiente como para forzar una parte ciclo de lo más completa de la que nos quedamos con una frenada con pinzas radiales de cuatro pistones.

Superbikes perfecta
Con la llegada de la 848, Ducati abandona la categoría de las supersport. Salvo que hubiera un cambio en la reglamentación del mundial de supersport, en el que se subiera la cilindrada para las dos cilindros hasta los 850cc, cosa poco probable, esta moto no competirá si no es a un nivel inferior. Esta decisión por parte de Ducati, a supuesto la aparición de la deportiva perfecta, esa que tendría que competir con las 750cc de cuatro cilindros, una moto de potencia suficiente, pero no excesiva.


Esta moto que guarda las líneas de la 1098, tiene como mayores diferencias con esta, la cilindrada como deja claro su nombre, también destacable es la utilización de un embrague en aceite, con un peso inferior al seco y con mayor vida útil. El motor de este juguete nos proporciona 134cv a 10.000rpm, con un par de 96Nm a 8.250rpm, como decíamos antes potencia suficiente.

En cuanto a la parte ciclo salvo pequeños detalles es la misma de la 1098 “básica”, es decir todo primera línea, además han conseguido bajar su peso respecto a su hermana mayor en un par de kilos, consiguiendo que tenga una relación peso/potencia mejor que la 999. Los colores en que nos la presentan son el clásico rojo y un novedoso blanco perlado que van a conseguir sin duda hacer empeñarse a más de un buen aficionado a la marca boloñesa.

1098R “bestial”
Todo el mundo esperaba la puesta de largo de la versión “R” de la familia superbikes de Ducati, ya en el WDW2007 pudimos verla en manos de Troy Bayliss, pero hasta este mes de noviembre no hemos sabido con lo que van a poder jugar los devotos mas acaudalados de la marca boloñesa.


Una moto como esta se debe presentar sobretodo con cifras, no es que no sea bonita, que lo es y mucho, es que esta, es una moto de pista que algunos pasearan por la calle, pero que está en un circuito su auténtico espacio vital. Las cifras, como antes decíamos, lo demuestran, así este bicilíndrico se convierte en el más potente jamas homologado para la calle, dando a unos ligeros 165kg unos 180cv, además también es la primera motocicleta de calle que llevará de serie el deseado control de tracción, toda una filigrana llegada desde la más alta competición, que nos permitirá elegir uno de los 8 mapas que trae según el estado del asfalto o ganas que tengamos ese día de derrapar, porque está claro que el nuevo motor “Testastretta Evolucione” de 1.198cc empuja y mucho, eso si respetando la legislación Euro3.


En cuanto a la parte ciclo destacar su monoamortiguador trasero Ölhins TTX, que se monta por primera vez en una moto calle; una horquilla de 43mm de la misma marca con tratamiento de TIN; una frenada con unos discos de 330 con pinzas radiales monobloque de Brembo en su parte delantera; llantas Marchesini de cinco palos en forma de “Y” hechas en aluminio forjado en color “Racing Oro”; y un largo etcetera que solo nos empuja a arrodillarnos ante una de las mejores motos de todos los tiempos. Debemos recordar que será esta, la moto con la que se participará en el mundial de SBK-2008, y que en los primeros test de Qatar se ha mostrado como la más rápida.