JvB-MOTO INFRARED, DRAGSTER ALEMÁN


Tributo a la potencia.

Desde la ciudad alemana de Colonia, el equipo de Jens vom Brauck nos presenta su interpretación de uno de los iconos de los 90, la Yamaha V-Max, una moto que marcó una época por su descomunal potencia y su estética dragster: JvB-Moto Infrared.

JvB-Moto Infrared foto 3

La Infrared, que es el nombre de esta moto, está creada en el marco del Yard Built de Yamaha, en el que la marca de los diapasones colabora con distintos transformadores de renombre ofreciendo modelos de su catálogo para que realicen sus propias interpretaciones y que sirvan de ejemplo de lo que se puede hacer con sus motos.

JvB-Moto Infrared foto 5

En este caso, se ha optado por la V-Max por una razón muy especial, su 30 aniversario.

Todo un mito

Lejos queda aquel primer modelo de 1985 que solo se comercializó en los Estados Unidos y que sirvió para crear el mito. Aquella moto, gracias a su tetracilíndrico en V de 1.198cc y sistema “V Boost” que entregaba 145cv de potencia, era la reina de los semáforos, recorriendo los primeros 400 metros en tan solo 11 segundos. Luego llegaría su desembarco en el viejo continente, en el que perdía 41cv de potencia en aras de la lógica y para desconsuelo de sus adeptos, que debían buscar unidades importadas desde Canadá para poder disponer de toda la caballería.

Aún así sus prestaciones seguían siendo impresionantes y gracias a ello permaneció en el mercado hasta el año 2007 con apenas algunos cambios menores, convirtiéndose en todo un icono, lo que obligó a la firma de Iwata a presentar el año 2009 una nueva V-Max, un remake que pronto se hizo un hueco en el duro mercado de las Muscle Bike gracias a su poderoso motor de 1.679cc y 200cv de potencia; una estética musculosa y futurista; y unos acabados de nivel Premium.

JvB-Moto Infrared foto 2

Yard Built

Volviendo a la onomástica, durante este 2015 vamos a disfrutar de tres Yard Built sobre la base de la V-Max, la primera en ver la luz ha sido la moto que os presentamos, un trabajo que recoge todo el espíritu trasgresor del primer modelo pero con un guiño al futuro… agarraos bien al manillar que el semáforo se ha puesto en verde.


Minimalismo industrial

Así define Shun Miyazawa, responsable de productos de Yamaha Motor Europa, a la JvB-Moto Infrared. Una definición que perfectamente se puede aplicar a las V-Max y que en esta transformación llega a su máximo nivel tras prescindir de todo elemento superfluo y como si de un cafe racer del futuro se tratase potenciar su parte más extrema.

JvB-Moto Infrared foto 8

Dándole personalidad

Para conseguirlo, en la JvB-Moto Infrared primero se ha aligerado la parte delantera poniendo un escueto guardabarros de aluminio hecho a mano; una discreta óptica circular fabricada en carbono; unos semimanillares modificados de LSL que albergan en sus extremos unos intermitentes modelo M-Blaze de Motogadget; y un tacómetro de Autometer, similar al usado en las pruebas de dragster de los USA.
La parte trasera ha requerido de toda la habilidad con el acero, el aluminio y la fibra de carbono de Jens. Se han modelado a mano el depósito de gasolina, que mantiene la capacidad de 15 litros y su localización original, bajo el asiento; el subchasis, sobre el que descansa un espectacular colín de aire deportivo; y los colectores de los escapes que acaban en un bonito silencioso firmado por la prestigiosa firma italiana Termignoni.

JvB-Moto Infrared foto 7

Buenos detalles

Otros dos detalles de la JvB-Moto Infrared que demuestran las buenas maneras de este taller alemán son el trabajo que se ha realizado en las tomas de aire, en las que se han adaptado unas piezas originales de un modelo de los 80, y la tapa del filtro de aire, que se ha fabricado individualmente en fibra de carbono. Ambas piezas ocultan tras de sí un nuevo sistema eléctrico y un airbox modificado.
Para finalizar, hay que mencionar las tapas en fibra de carbono que llevan las llantas, también fabricadas por el equipo de JvB-Moto, y la pintura, realizada por la gente de Star Graphics Cologne basandose en los colores que llevaban las Yamaha oficiales de GP-500 en 1985, equipo en el que corría un tal Eddie Lawson a las órdenes del gran Agostini… pero esa es otra historia.

JvB-Moto Infrared foto 1

Ficha Técnica JvB-Moto Infrared:

Motor
Tipo: 4 cilindros en V a 60º
Cilindrada: 1.679cc
Diámetro X Carrera: 90mm X 66mm
Compresión: 11,3:1
Potencia: 200cv a 9.000rpm
Par-motor: 166,8Nm a 6.500rpm
Refrigeración: Líquida
Cambio: 5 velocidades
Embrague: multidisco en baño de aceite
Encendido: TCI
Escapes: 4-1 JvB-Moto con silencioso Termignoni

Parte Ciclo
Chasis: Aluminio, forma de diamante
Subchasis: Aluminio, JvB-Moto
Basculante: Doble brazo con Cardan
Lanzamiento: 31º
Distancia entre ejes: 1.700mm
Llanta delantera: 18″ con tapa en fibra de carbono
Llanta trasera: 18″ con tapa en fibra de carbono
Rueda delantera: 120/70 R18
Rueda trasera: 200/50 R18
Manillar: Semimanillares aluminio LSL modificados JvB-Moto
Suspensión delantera: Horquilla telescópica, Ø 52mm
Suspensión trasera: Tipo eslabón con amortiguador único
Freno delantero: 2 discos lobulados Ø 320mm
Freno trasero: Disco lobulados Ø 298mm

Texto: Manel Hospido
Fotos: Yamaha

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*