MV AGUSTA BRUTALE 800RR, 2018

Distinción y eficacia al servicio de la diversión

Foto Destacada MV Agusta Brutale 800RR

Probamos durante siete días una de las naked deportivas más exquisita del mercado, la MV Agusta Brutale 800RR. Una moto eficaz como pocas para su uso en carretera y estéticamente todo un regalo para la vista.

Fotos: MV Agusta

Este 2018, la marca de Varese ha revisado completamente su gama de naked´s deportivas. Una vez que han desaparecido los modelos de 675 cc, quedan básicamente dos opciones de 800, la estándar de 108 caballos de potencia y las RR de 140. En esta última, encontramos además tres modelos especiales: LH44, America y Pirelli, a los que habría que sumar la versión RC, una Brutale aún más exquisita que gracias a su sistema de escape entrega 150 caballos de potencia.

Foto 04 MV Agusta Brutale 800RR

Para esta semana de prueba hemos contado con una RR “a secas”, si se puede decir esto, ya que estamos ante una moto realmente exclusiva.

A por el pan

No es que quiera empezar aburriendo, pero cuando uno se compra una moto naked es que tiene previsto darle un uso lo más polivalente posible. La Brutale 800RR, como buena deportiva desnuda, no es una moto urbana. A pesar de ello, gracias a sus cotas, peso y ergonomía se desenvuelve bastante bien en el tráfico urbano.

Foto 02 MV Agusta Brutale 800RR

Esta MV Agusta tiene un peso de tan solo 175 kg y una distancia entre ejes de 1.400 mm, lo que la convierte en una moto muy corta y ligera. Su altura desde el asiento de 830 mm es asumible para alturas por encima del metro setenta, sin ser ningún obstáculo para tallas menores gracias a su estrecho asiento. Su manillar y reposapiés consiguen una posición de conducción bastante cómoda a la hora de maniobrar, solo penalizada por el corto ángulo de giro. Si a todo esto le sumas que crea más expectación que una “Drag Queen” en un Híper, no hay ninguna excusa para esquivar las calles de cualquier gran ciudad.

Vías rápidas, o no

Estaréis de acuerdo conmigo, que las autopistas, autovías y demás “vías rápidas” son un tostón. Con los límites de velocidad vigentes son la opción más aburrida para desplazarte en moto y el lugar perfecto para que el inconsciente conductor de un Monovolumen o Maxi-Scooter demuestre que él corre más que tú. Sin embargo, nos vemos obligados a usarlas.

Foto 03 MV Agusta Brutale 800RR

Como era de prever, los 140 cv de la MV Agusta Brutale 800RR te permiten ir muy deprisa por este tipo carreteras, por lo que se agradece que el pequeño cuadro de instrumentos dé prioridad a la velocidad. Para que os hagáis una idea, a 6.000 vueltas ya estamos por encima de los 120 Km/h y porque no decirlo, maltratando nuestro cuello, ya que la protección aerodinámica está a la altura de la competencia… poca.

Motor + Electrónica

Sin embargo, fue en una monótona autopista donde pude comprobar el excelente trabajo que se ha hecho en la electrónica de esta tricilíndrica. Para empezar, esta Brutale ofrece 4 mapas de potencia: Normal, Sport, Rain y uno fácilmente personalizable llamado Custom. Yo empecé alternando entre el primero y el segundo, comprobando que los dos son básicamente deportivos, ofreciendo una curva de potencia y par bastante llena a partir de poco más de 4.000 vueltas. Aunque es verdad que el Normal es un poco más suave a la hora de la entrega de potencia, la mayor diferencia la noté en la retención del motor, que es también menor. En ambos casos, su motor, gestionado por el sistema integrado de encendido-inyección, MVICS 2.0, recupera con solvencia y empuja como un diablo si aprietas con ganas su acelerador, conectado al ya clásico “Ride by Wire”.

Foto 07 MV Agusta Brutale 800RR

También fue en este medio donde me familiaricé con su cambio asistido “Quick Shift”. Este sistema permite subir y bajar marchas sin utilizar el embrague. Para subir marchas, simplemente debes ir engranándolas sin dejar de acelerar, lo que hace el cambio realmente cómodo. En cuanto a bajarlas, debes cortar gas completamente, lo que obliga a un periodo de adaptación y a renunciar a su uso en algunos casos, como en ciudad o si queremos frenar con el motor sin parar mucho la moto, ya que aquí sí se nota el freno motor bastante, sobre todo con el modo Sport.

Por fin: el Paraíso

Como cualquier buena novela he dejado lo mejor para el final. Con la situación actual, es en las carreteras convencionales con curvas donde se disfruta de verdad una moto con carácter deportivo. Quizás esta es la razón del boom de las naked deportivas, que han relegado a un segundo plano a las carenadas supersport. Sea como sea, la Brutale 800RR parece que está hecha específicamente para este medio.

Foto 06 MV Agusta Brutale 800RR

Buena parte de los méritos de esta adaptación los encontramos en su rígida y a la vez cómoda parte ciclo. La combinación de su chasis mixto, de tubos de acero con pletinas de aluminio, y su precioso basculante mono-brazo ofrecen un tacto 100% sport. Este cuadro, va acompañado de una amortiguación compuesta de una horquilla invertida Marzocchi con barras con tratamiento DLC y un amortiguador Sachs, ambos trenes regulables en extensión, compresión y precarga.

Durante mis paseos por la Sierra de Madrid pude comprobar lo bien que se comporta este conjunto combinado con el ya mencionado propulsor. Sin tener que volverte loco con el cambio de marchas puedes enlazar curvas una tras otra de manera fluida y muy intuitiva. Entrando de manera precisa en la trazada elegida, gracias en buena medida a la ligereza de sus llantas de aluminio y a la confianza que da su progresiva frenada. Hablando de frenos, esta MV Agusta monta en el tren delantero dos pinzas radiales Brembo con bomba Nissin, asistidos por un ABS Bosch 9 Plus con RLM. Un sistema que mitiga elevación de la rueda trasera en las frenadas fuertes y que en combinación con los 8 niveles del control de tracción dan un plus de seguridad.

Foto 05 MV Agusta Brutale 800RR

Conclusiones

Hay muchas motos en el mercado que son idolatradas. Unas por su estética, otras por prestaciones y algunas simplemente por su exclusividad. En el caso de esta MV Agusta, podíamos caer en la tentación de aplicarle simplemente alguna de estas razones, obviando la principal. La Brutale 800RR es una de las naked deportivas más equilibrada que he probado, una moto en la que coges confianza a los pocos kilómetros y en la que se disfruta sin tener que ir despendolado. Esa es su mayor virtud, hacer feliz a sus propietarios.

Foto 08 MV Agusta Brutale 800RR

Algunas características

  • Motor: Tres cilindros en línea, refrigeración líquida
  • Cilindrada: 798 cc
  • Potencia max.: 140 cv a 12.300 rpm
  • Par motor max.: 87 Nm a 10.100 rpm
  • Chasis: Multitubular de acero ALS con pletinas de aluminio
  • Basculante: Mono-brazo de aleación de aluminio
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida Marzocchi,  con barras de 43 mm con tratamiento DLC
  • Suspensión trasera: Amortiguador Sachs ajustable en extensión, compresión y precarga
  • Amortiguador de dirección: CRC ajustable en 8 posiciones
  • Llanta delantera: Aleación de aluminio, 3,5″ X 17″
  • Neumático delantero: 120/70 ZR 17
  • Llanta trasera: Aleación de aluminio, 5,5″ X 17″
  • Neumático trasero: 180/55 ZR 17
  • Freno delantero: Dos pinzas radiales Brembo con discos de 320 mm
  • Freno trasero: Pinza de 2 pistón Brembo con disco de 220 mm
  • Distancia entre ejes: 1.400 mm
  • Altura del asiento: 830 mm
  • Peso en seco: 175 kg
  • Capacidad depósito de gasolina: 16,5 L

Foto 09 MV Agusta Brutale 800RR

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*