TRIUMPH BONNEVILLE BY BELLACORSE

Espiritu “ton up” en los USA.

El boom que ha tenido la nueva generación de la Triumph Bonneville en USA ha sido bestial, ayudando a la marca inglesa a situarse en una situación de privilegio en este mercado tan especial. Ya por los 60´s y 70´s las Triumph eran muy apreciadas en norteamerica, siendo sobre éllas donde se realizaban la mayoría de las transformaciones hasta la llegada de la película “Easy Rider” y lo que supuso para su competencia autóctona, léase Harley Davidson.

TRIUMPH BONNEVILLE BY BELLACORSE
Siguiendo esta tradición a las customizaciones en los Estados Unidos, la nuevas “Bonnies” están siendo personalizadas siguiendo varias líneas, que para el fabricante y distribuidor de piezas “Bella Corse” son cuatro: “Retro-Mods”, de claro aire retro; “Street Trackers”, con aspecto a carreras de Dirt-Track; “Cafe-racer”, emulando las motos que merodeaban el Ace Cafe; y las “Cruiser Customs”, sacando a la inglesa su esencia más chopper o bobber.

TRIUMPH BONNEVILLE BY BELLACORSE
Ejemplos del trabajo de estos chicos de Michigan hay muchos, pero nosotros nos quedamos con dos que nos muestran el partido que se le puede sacar a la británica: La “Project GoldenRod”, una preciosa moto dorada y blanca a caballo entre una “Cafe-racer” y un retro 100%, de la primera tendría su estupendo asiento a dos alturas y su manillar deportivo en negro y de la segunda el color, el porta-equipajes del depósito y su faro trasero.

TRIUMPH BONNEVILLE BY BELLACORSE
La otra elección es la “Custom CafeRacer Conversión”, una agresiva moto negra y plata con una pequeña cúpula y asiento monoplaza al estilo de los 70, con un cierto parecido a las Sportster XLCR. Dos joyas que estuvieron en venta en su web y volaron al garaje de algún “Ton Up” del siglo XXI.

TRIUMPH BONNEVILLE BY BELLACORSE