TRIUMPH STREET TRIPLE R

Mejorando un Best-Seller

La marca de Hinckley presento hace unas semanas en la Isla de Man una versión mejor equipada de su última superventas, la Street Triple R. Las primeras unidades ya han desembarcado en la Península Ibérica y hemos tenido el placer de tener un primer contacto con esta británica “R”evelde.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
Hay historias que desde que empiezas a leerlas te enganchan, y este es el caso de la naked media de Triumph, la pequeña de las streetfighter de la marca inglesa ha cosechado, en su año de existencia, todos los elogios posibles y se ha convertido en una de las superventas de la categoría. Este hecho no ha sorprendido a nadie, esta moto parte de la galardona Daytona 675 y ha adoptado algunas señas identificativas de uno de los iconos dentro de las deportivas desnudas, su hermana mayor la Speed Triple. Pero además de esto, una política comercial agresiva, con unos precios a la altura de la dura competencia nipona, han hecho de esta moto una de las más populares entre los que buscan una deportiva naked polivalente, sector que está en franco crecimiento en nuestro país debido en buena medida a la persecución excesiva por parte de las autoridades de las motos deportivas, nicho al que pertenecían algunas de las motos con los mejores números en cuanto a ventas.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
Volviendo a la literatura, hay libros que siendo buenos, nos dejan con un cierto sentimiento agridulce al acabarlos, se merecen un mejor final o por lo menos uno distinto para aquellos que piden más. Este ha sido el caso de este best-seller. Triumph nos ha presentado para el próximo año 2009 una versión R mejor equipada. La moto es la misma en lo bueno de la versión estándar, y mucho mejor en todo aquello que se podía mejorar, como la amortiguación y los frenos, para lo que simplemente se ha decidido montar los mismos de la Daytona. Horquilla Kayaba de 41mm totalmente regulable, al igual que el amortiguador trasero de la misma marca; frenos delanteros de anclaje y accionamiento radial de la marca japonesa Nissin; y otra serie de detalles como son un asiento a dos tonos y una preciosa pintura en gris o naranja, mate en ambos casos.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
Probando, probando…
Tras llevar durante más de una semana seguida a su hermana mayor, la Speed Triple, lo primero que te sorprende de esta moto es la ligereza que tiene, son más de veinte kilos de diferencia y se notan, también es más estrecha y te sientes más cerca del manillar, un precioso Magura. La altura del asiento ha crecido respecto a la versión estándar en 5mm, que sinceramente no se notan. Pero vamos a entrar en faena. Agarro el embrague, presiono el botón de arranque y gloria, porque así suena esta inglesa, a gloria, el tricilíndrico empieza a empujar con alegría mientras voy metiendo marchas, buscando siempre unas más que civilizadas 6.000rpm en mi tacómetro. Esta prudencia hace que me fije en la instrumentación, la cual incluye un gran cuenta-revoluciones y un ordenador de abordo que nos proporciona bastante información sobre consumos, tiempos por vuelta, marcha engranada, velocidad, velocidad media, etc. También tiene un juego de luces que puedes adaptar a tu gusto para indicarte donde quieres cambiar. Así van cayendo kilómetros cómodamente mientras nos dirigimos a la carretera de montaña más cercana, geto del motociclista actual.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
La Street no puede negar que viene de una deportiva, de una de las buenas, y su conducción además de eficaz se hace fácil. Muy intuitiva, solo tienes que pensártelo para tener la moto colocada donde quieres, con un paso por curva estable y seguro que te hace tomar alguna que otra licencia. Además sus frenos trabajan muy bien, dosificando la presión de tus dedos para conseguir una auténtica sensación de control. El motor, simplemente es perfecto, con menos pegada que el 1050 de la Speed Triple, 375cc y unos 20cv tienen la culpa, pero con una curva superplana y utilizable que destaca sobre su competencia real, las 4 cilindros japonesas y bicilíndricas italianas de cilindrada media. Esta es la ventaja de los tricilíndricos, que se aprovechan de lo mejor de ambos mundos consiguiendo facilitar la conducción. El consumo es de risa, entre 5 y 7 litros según lo alegre que te encuentres ese día.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
Un nuevo final.
La Street Triple R, es una moto polivalente, cómoda y apta para todos los públicos, hasta ahí es la misma historia, pero además ahora monta una equipación que te permitirá sacarle la parte más deportiva a un gran chasis y un prodigioso motor. Un juguete que en manos expertas se puede convertir en un dolor de muelas para otros centauros con mucha más caballería. Sin duda, un bonito y nuevo final.

TRIUMPH STREET TRIPLE R
Características técnicas.
Motor
Tipo- 3 cilindros en línea, refrigeración líquida Distribución DOHC
Cilindrada- 675cc
Potencia máxima Declarada- 108PS a 11700rpm
Par máximo Declarado- 69Nm a 9100rpm
Alimentación- Inyección secuencial multi-punto, con inducción de aire forzado y SAI
Transmisión
Embrague- Multidisco en baño de aceite
Cambio- 6 velocidades, relación cerrada
Transmisión- Cadena
Chasis
Tipo- Fundición de aluminio de doble viga
Suspensiones
Delantera- Kayaba, Horquillas invertidas de 41mm con recorrido de 120mm, con carga previa ajustable y amortiguación de rebote y compresión.
Trasera- Kayaba, Monochoque con recorrido de 126mm
Ruedas
Delantera- 120/70 ZR 17; Dunlop Sportmax Qualifier TL OE, Bridgestone BT014 G y Pirelli Dragon Supercorsa Pro
Trasera- 180/55 ZR 17; Dunlop Sportmax Qualifier TL OE, Bridgestone BT014 G y Pirelli Dragon Supercorsa Pro
Dimensiones y Frenos
Longitud Total- 2.030 mm
Altura asiento- 808mm
Distancia entre ejes- 1.390 mm
Freno Delantero- Doble disco flotante de 308mm, pinzas radiales de 4 pistones Nissin
Freno Trasero- Disco de 220mm, pinza de 1 pistón Nissin
Depósito- 17,4 litros
Peso en seco- 167 kg