AUGH DUCATI 1100 SS

CAFERACER MONOCASCO

Foto 01 Augh Ducati 1100SS

Desde la turística Cilento, nos llega la Augh Ducati 1100 SS, un caferacer creado de manera artesanal en 2018, a partir de un chasis Ducati SuperSport 2003 y un motor Hypermotard 1100 S. Que ha sido cubierto con una espectacular carrocería monocasco ¿A que suena bien? Vamos a conocerlo un poco mejor.

Foto 02 Augh Ducati 1100SS

Diseño

Para empezar, es bueno mencionar que Mario Fedele, alma mater de Augh Design & Customs, es un diseñador, no un mecánico, y que realiza sus proyectos de manera individual, contactando para ciertos trabajos con proveedores y artesanos externos de su confianza. Por ello, como él dice, sus trabajos se prolongan bastante en el tiempo, más de lo que le gustaría. En el caso de la Augh Ducati 1100 SS, necesitó algo más de 8 meses… ¿Mucho? Viendo el resultado, bien ha merecido la pena.

Foto 03 Augh Ducati 1100SS

Chasis SuperSport

Como os decíamos, para la creación de la Augh Ducati 1100 SS, Mario tomó como partida el chasis de una Ducati SS 620, de 2003. Una moto que tenía en su taller y del que ha mantenido prácticamente intacto su cuadro, salvo su parte trasera, que ha sido totalmente rehecha para acomodarse a las líneas del proyecto; y que ha recibido la incorporación de un basculante monobrazo, obtenido de una Hypermotard.

Foto 05 Augh Ducati 1100SS

Siguiendo con la parte ciclo, en el apartado suspensiones, destaca la utilización de dos monstruosas barras Marzocchi, de 50 mm de diámetro. Que han precisado de la creación de unas tijas específicas, mediante CNC. Y la inclusión de un eficiente amortiguador Öhlins. También se ha mimado la sección frenos, montando unas pinzas radiales Brembo en el tren delantero, con su correspondiente bomba; y un disco tipo “margarita”, para la pinza trasera.

Foto 06 Augh Ducati 1100SS

JoNich Weels

Mención aparte merecen las ruedas que luce la Augh Ducati 1100 SS. Unas JoNich Wheels de radios, modelo 29M9, calzadas con unos neumáticos Metzeler Rennsport. Unas llantas, cuyos arcos son completamente lisos, debido a que sus radios van atornillados en el buje a través de orificios ciegos, con lo que se consigue un aspecto elegante, pero sin renunciar al tacto deportivo que merece una moto de estas características. Esto es especialmente apreciable en rueda trasera: gracias a su basculante monobrazo; el corto conjunto subchasis/colín; y el soporte lateral de la matrícula… chulas ¿No?

Foto 07 Augh Ducati 1100SS

Hypermotard

Otro detalle distintivo de este caferacer es la adopción del motor de una Hypermotard 1100 S. Un bicilíndrico en “L”, de 1.078 cc; que ofrece unos 90 CV, a 7.750 vueltas; con un par motor máximos de 103 Nm. Un propulsor que ha recibido como regalo, la incorporación de un escape 100% artesanal, con salida alta por el lado derecho de la moto, en configuración 2 en 2 superpuesta. Cuyos colectores van cubiertos de la evocadora cinta anti-calórica que tanto gusta a los puretas de las carreras de antaño.

Foto 04 Augh Ducati 1100SS

Monocasco y equilibrio

Para el final hemos dejado su carrocería monocasco. Un exquisito trabajo de modelaje, realizado por el propio Mario, que se llevó buena parte de los ocho meses de fabricación de la Augh Ducati 1100 SS. Una pieza que esconde un depósito de aluminio y sobre la que vemos detalles de buen gusto como el asiento monoplaza, de cuero marrón a juego con los protectores laterales; su iluminación trasera, apenas apreciable, hecha a base de Led´s; o el inmenso tapón de llenado, que le da un toque muy especial al conjunto. Por cierto, tras el aparente monótono azul celeste metalizado que cubre los laterales de esta carrocería, aparecen los logos de Ducati, como si de una marca de agua se tratara… ¡elegancia!

Foto 08 Augh Ducati 1100SS

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*