XTR PEPO LILITH, 2021

ROYAL ENFIELD CONTINENTAL GT... ¡ENDURANCE!

Foto 01 XTR Pepo Lilith

La XTR Pepo Lilith es la transformación de una Royal Enfield Continental GT 650 en una evocadora moto de resistencia de los años 70/80. Una competición y periodo que han servido y sirven a su creador, Pepo Rosell, como inacabable fuente de inspiración.

Fotos: Belen Piqueras

A todos los que seguimos el trabajo de Pepo, nos une una auténtica devoción por las motos de carreras del pasado. Una bendita locura que este constructor afincado en Madrid sabe sacarle el máximo partido, fabricando auténticas joyas, donde se mezclan añoranza y prestaciones a partes iguales. Pasemos a conocer la coqueta XTR Pepo Lilith.

Foto 08 XTR Pepo Lilith

Continental GT 650

Antes de nada, vamos a hacer un pequeño repaso de la moto donante, una Rotal Enfield Continental GT 650 de 2019. Se trata de una neo-retro con chasis de acero, tipo doble-cuna, que va equipada con un bicilíndrico en paralelo de 648 cc. Un propulsor que es capaz de entregar una potencia máxima de 47,5 CV a 7.150 vueltas, con un par de 52,3 Nm a dos mil revoluciones menos. Unas prestaciones que la convierten en una opción idónea para aquellos que quieren una moto sencilla y elegante, que no les exija demasiado.

Foto 07 XTR Pepo Lilith

Un poco de radial

Para empezar con los cambios que ha recibido esta moto hasta convertirse en la XTR Pepo Lilith debemos fijarnos en su trasero, donde encontramos buena parte de su carácter. En él se ha combinado la modificación del subchasis; con la instalación de un asiento de marcada estética “endurance”, diseñado por Pepo; y unas soluciones ultra-minimalistas para el piloto trasero, los intermitentes (leds) y el soporte de la matrícula. Obteniendo un resultado realmente remarcable, que nos recuerda al de las Laverda SFC 750, pero en “biposto”.

Foto 02 XTR Pepo Lilith

Mejor pisada y más música

Sin abandonar la parte trasera de la XTR Pepo Lilith, encontramos unos amortiguadores regulables YSS Black Edition, con piggy back. A los que unen unas nuevas llantas de radios 17 pulgadas, mucho más deportivas; y unos neumáticos Continental Road Attack, de medidas 120/70 y 150/60. Todo ello para conseguir una pisada más eficiente cuando se buscan los límites.

Foto 04 XTR Pepo Lilith

También destacan detrás, los silenciosos Turbokit, de tipo megáfono, que junto unos colectores de escape más cortos; un menos restrictivo filtro de aire, del especialista DNA; y un mando del acelerador Domino, con menor recorrido, ofrecen a la XTR Pepo Lilith un tacto y sonido más alegres.

Foto 05 XTR Pepo Lilith

Semicarenado y doble óptica

Una vez descrita la parte trasera, pasemos al frontal. Aquí encontramos el sello inconfundible de Pepo: su recurrente doble óptica. Un elemento que no nos cansamos de ver y que esta vez va montado sobre un redondeado semicarenado, que requirió una araña específica. En consonancia con este último, se ha montado un depósito de gasolina de fibra de vidrio, donde se ha dejado una barra sin pintar para ver el nivel; y se ha instalado un sistema de llenado típico de las carreras de resistencia, hecho mediante CNC en aluminio por ACC Billet Engineering. Por último, una tija superior Riga Billet Parts, con sus correspondientes semi-manillares, bien abajo; y unos reposapiés adquiridos en K-Speed Shop, con soportes incluidos, completan el paquete.

Foto 06 XTR Pepo Lilith

Detallitos y pintura

Para acabar debemos mencionar algunos detalles de calidad como las manetas regulables mecanizadas; los retrovisores Highsider, montados en los extremos de los semimanillares; o la batería de Fulbat de litio, bastante más ligera que la original. Y como no, de su pintura y demás decoración, llevada a cabo por Artenruta, el taller de confianza de XTR Pepo.

Foto 03 XTR Pepo Lilith

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*