CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG

Oscuridad Sureña.

CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG
Pocas marcas como Confederate Motorcycles para sorprender a los paladares más exquisitos. Tras presentarnos, ya hace algún tiempo, su exclusiva P120 Fighter, ahora dan otra vuelta de rosca y nos dejan babear con su Black Flag.

CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG
Se trata básicamente de la misma moto, en la que se ha sustituido el color, del aluminio pulido, típico de los aviones de los 50, se ha pasado a un bonito negro con el que se realza su lado más agresivo, convirtiéndola en el objeto de deseo para aquellos a los que les tira más “el lado oscuro de la fuerza” y que además tiene el “cerro” de pasta que vale el juguete.

CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG
Catalogar a esta moto es tan difícil como hacerlo con cualquier Confederate, sin duda, son americanas y hasta se las podría incluir dentro de las “Cruiser” o “Customs”, pero ciertas atenciones a su uso pseudo-deportivo, las alejan de este sector más inclinado al paseíllo tranquilo y a dejarse ver en el bar. Otra opción sería la de “Street-Fighter”, pero las cotas de esta moto se alejan de las que deberían ser sus competidoras en este sector. Así que creemos que “Tecno-Custom” es la denominación más acertada, compartiendo nicho con las Griso de Moto-Guzzi o la esperada Duu de CR&S.

CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG
En cuanto a la moto, que solo pesa 210kg, destaca por encima de todo su chasis, éste es una gran viga central de corte circular y unas pletinas laterales, todo construido en el mejor aluminio 6061, destinado normalmente a la aviónica, que alberga además el combustible y el aceite. Del mismo material es su basculante y su extraña horquilla, que le da buena parte de su personalidad. El motor, como no podía ser de otra manera, es un bicilíndrico a 45º, que cubíca 1.996cc y entrega 160cv muy abajo. Estas prestaciones, han obligado a estos sureños a esmerarse en la parte ciclo para mantenerla pegada al suelo, para ello se han utilizado unos neumáticos Pirelli de medidas 120/19 y 240/18 y unos amortiguadores firmados por Race Tech que cumplen a la perfección.

CONFEDERATE MOTORCYCLES BLACK FLAG
Y ahí se acaba la moto, minimalismo extremo, que se ve claramente reflejado en el asiento, monoplaza y que casi recuerda al de una bicicleta… o mejor dicho, a un “Board-Tracker” de los 30 ¡Esto es América!

1 Comment

Los comentarios están cerrados.