INDIAN CHIEF BOBBER DARK HORSE

NOSTALGIA MINIMALISTA

Foto 01 Indian Chief Bobber

100 años hace que Indian Motorcycle lanzaba al mercado su Chief. Una efeméride que la decana de las marcas americanas ha querido celebrar presentando tres nuevos modelos con este mítico nombre. Hoy nos vamos a fijar en la Indian Chief Bobber Dark Horse, un modelo sencillo y contundente, con una gran carga de nostalgia y tecnología.

Un nuevo cuadro

Lo que primero llama la atención de la nueva familia Chief es su chasis. No es que sea una novedad tecnológica para la industria de las dos ruedas. Sigue siendo un doble cuna hecho a base de tubos de acero, pero la adopción de una clásica amortiguación doble y sus insinuantes curvas, lo hacen una auténtica gozada a la vista, que merece la pena disfrutar con detenimiento.

Foto 02 Indian Chief Bobber

Os mencionábamos la doble amortiguación trasera. Pues bueno, esta, está compuesta de dos amortiguadores ajustables en precarga, con un recorrido de 75 mm; y que en el caso de la Indian Chief Bobber, va cubierta de una carcasa que esconde sus muelles. A este sistema de suspensión le acompaña una horquilla convencional, con barras de 46 mm; con un recorrido de 132 mm y un ángulo de inclinación de 28,5 grados; y unas grandes ruedas de 16 pulgadas, con llantas de radios, calzadas de neumáticos Pirelli Night Dragon, con medidas 130/90 y 180/65.

Foto 03 Indian Chief Bobber

Thunderstroke 116

Si como os decíamos, el chasis de la Indian Chief Bobber es totalmente nuevo, no es así en el caso de su propulsor. La razón es bastante simple: para qué cambiar algo que funciona bien. Y es que el bicilíndrico Thunderstroke de 116 pulgadas (1890 cc), con refrigeración por aire, es una auténtica pasada. Tanto en prestaciones como estéticamente, donde sus acabados, en este caso en negro satinado, envuelven un imponente par motor de 162 Nm a tan solo 3.200 vueltas. Un poderío mecánico al que acompaña una electrónica actual, que se hace evidente en sus tres modos de conducción: Sport, Standard y Tour; y en un eficiente sistema de escape, con doble salida, que cumple con la normativa anticontaminante sin apagar el bonito sonido que emana de sus dos cilindros.

Foto 07 Indian Chief Bobber

Estética de postguerra

Todo lo dicho hasta ahora suena muy bien, pero si por algo triunfa una moto custom o cruiser, como prefieras llamarlas, es por su aspecto. Y en el caso de la Indian Chief Bobber Dark Horse, este es realmente bueno. Para empezar, como su propio nombre indica, estamos ante un bobber. Una línea estética que se popularizó en los USA después de la segunda gran contienda y que se caracterizaba por despojar a las grandes motos americanas de toda la carga superflua, buscando mejorar sus prestaciones. Por ello, en este modelo, solo encontramos los básico: los mencionados chasis y motor; y una escueta carrocería compuesta de un depósito de gasolina, de unos 15 litros, junto unos guardabarros recortados … para qué más.

Foto 08 Indian Chief Bobber

Ride Command

Eso del minimalismo está muy bien, yo compro todo lo que se venda con esta definición, pero para conseguirlo de una manera correcta, hay que cubrir todas las necesidades que debe ofrecer una moto y esta Indian lo hace gracias a su electrónica, donde hay que destacar su iluminación LED y encendido sin llave; y sobre todo a su instrumentación.

Foto 06 Indian Chief Bobber

Profundizando un poco en la instrumentación, detrás del aparente estoicismo que desprende su única y simple esfera circular, de tan solo 10 cm de diámetro, encontramos el completo sistema Ride Command. Un sistema al que se accede gracias a la pantalla digital táctil IPS o los clásicos botones de los puños; y que ofrece completa información de la moto, el viaje e incluso un navegador. Además, por si esto fuera poco, gracias a la tecnología Bluetooth o mediante un puerto USB, se puede conectar el teléfono móvil, consiguiendo mejorar aún más la experiencia de conducción de estos nuevos modelos de Indian Motorcycle.

Foto 04 Indian Chief Bobber

Indian Chief Bobber Dark Horse

Para terminar, vamos a detenernos en los detalles que diferencian a la Indian Chief Bobber Dark Horse de las demás Chief. Además de las ya comentadas grandes ruedas de radios y cubiertas de los amortiguadores, este modelo combina un manillar tipo mini-ape hanger con mandos avanzados, lo que le da una posición más “canalla”, sin perder un ápice de manejabilidad gracias a su distancia entre ejes de 1.626 mm, 75 menos que las antiguas Chief. También destaca la carcasa del faro, que incluye una visera, y que sirve como prolongación de las cubiertas que ocultan las barras de la horquilla. Por último, tres oscuras combinaciones de color: Negro Smoke, Titanio Smoke y Sagebrush Smoke, ayudan a darle aún más personalidad a este modelo.

Foto 05 Indian Chief Bobber

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*