TRIUMPH ROCKET 3 R BLACK

OSCURA Y EXCLUSIVA

Foto 01 Triumph Rocket 3 R Black

Desde Hinckley nos llegan dos ediciones limitadas de su muscle-roadster de 2.500 cc. Unas motos que apuestas por la incorporación de un buen número de piezas premium y una elegante librea en negro. Nosotros nos vamos a fijar en la más deportiva, la Triumph Rocket 3 R Black.

Foto 02 Triumph Rocket 3 R Black

Nuevo segmento… ¿O no?

La llegada hace un par de años de las nuevas Rocket III de Triumph, supuso una auténtica dinamización del segmento de las maxi-naked/muscle-bikes, o como las define la marca inglesa: muscle-roadster. Estas motos se unían a las Diavel de Ducati, en un nicho que, si bien ya existía, presentaba un cierto estancamiento, con la desaparición de modelos más o menos exitosos, de marcas como Suzuki, Yamaha o Harley Davidson. Sea como fuere, las evolucionadas electrónicas, acabados premium y ¿cómo no? los potentes motores de estas europeas se han hecho un hueco en el difícil mercado actual, incitando incluso a otras firmas a sumarse, como es el caso del más que probable desembarco de un nuevo modelo “Made in USA”.

Foto 03 Triumph Rocket 3 R Black

Muscle-roadster

Para aquellos a los que nos gustan las definiciones “imposibles”, vivimos en el momento perfecto. Es tan variado el panorama del mercado actual que a veces es difícil encasillar a ciertos modelos. Volviendo a la Triumph Rocket 3 R Black, la denominación muscle-roadster es más que acertada, las razones son obvias. Se trata de un modelo con un propulsor realmente grande, de 2.458 cc; sin apenas protección aerodinámica; y una parte ciclo, realmente solvente a nivel dinámico. Una combinación perfecta de testosterona y carácter deportivo, que seguro hará las delicias de aquellos que peinamos canas y no lo llevamos del todo bien.

Foto 05 Triumph Rocket 3 R Black

Más ligera y eficaz

Profundizando un poco en la parte ciclo de la nueva Triumph Rocket 3 R Black, debemos recordar que si bien las nuevas Rocket III, a primera vista, guardan muchas similitudes con la versión 2004, la verdad es que son motos mejores a todos los niveles. Uno de los aspectos más destacables de esta mejoría es la reducción de peso, valorada en torno a un 15% (40 kg). De la que buena parte del mérito lo tiene el conjunto que hace su chasis de aluminio, que utiliza el motor como parte estructural; y el ligero basculante monobrazo, hecho del mismo material.

Junto a este conjunto de chasis y basculante, apoyando la estricta dieta aplicada a esta moto, encontramos unas ligeras llantas de aluminio fundido de 17 y 16 pulgadas, con neumáticos de medidas: 150/80 y 240/50. Sobre las que actúan, por un lado, unas suspensiones totalmente regulables Showa, compuestas de una horquilla invertida con barras de 47 mm y un amortiguador con Piggy-back; y por otro, unas contundentes pinzas radiales monobloque en el tren delantero, de la serie Stylema de Brembo. Unos elementos de marcado carácter deportivo.

Foto 06 Triumph Rocket 3 R Black

Tricilíndrico… Inmenso

Volviendo al apartado motor, sus 2.458 cc, repartidos en tres cilindros, son para tomárselos muy en serio. Más si cabe, cuando nos fijamos en las prestaciones que ofrecen: 167 CV, a 6.000 vueltas; y 221 Nm de par motor, a tan solo 4.000 rpm. Unas cifras que se hacen más democráticas, gracias a un paquete electrónico de primer nivel, compuesto por cuatro modos de conducción (Road, Rain, Sport y Rider); un sistema de ABS y control de tracción optimizados para curvas; la función Hill Hold, que evita que la moto se desplace hacia atrás en cuesta; y un cómodo control electrónico de velocidad. Todo ello accesible a través de una instrumentación TFT, con preinstalación para el sistema de conectividad de la marca (My Triumph).

Foto 04 Triumph Rocket 3 R Black

Todo al negro

Como se suele decir, el negro siempre queda bien… salvo que vayas a una boda. En Triumph, han seguido esta máxima, cubriendo su nueva Rocket 3 R Black de negro hasta el más mínimo detalle. Ejemplo de ello es la presencia de este color, además de en la carrocería, sobre el motor, colectores, silenciosos, protectores térmicos o la cubierta de la admisión, que además luce un bonito texturizado. Juntos a estos, una larga lista de piezas anodizadas también en negro, entre las que destacamos el soporte del porta-matrícula; las manetas de freno y embrague; el conjunto de tija y torretas; el anclaje del amortiguador trasero; o el protector del basculante monobrazo. A los que hay que sumar otros exquisitos detalles como los biseles de los faros, el embellecedor de la rueda trasera, el acabado de su cómodo asiento o sus retrovisores mecanizados, consiguen un conjunto realmente elegante.

Foto 08 Triumph Rocket 3 R Black

Si lo que acabas de leer te ha gustado, te recomiendo que no lo dudes demasiado. Ya que solo se van a fabricar mil unidades para todo el mundo de la Triumph Rocket 3 R Black. Una moto que tendrá un precio en nuestro país de 24.800 € y que incluirá el correspondiente certificado de autenticidad.

Foto 07 Triumph Rocket 3 R Black

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*