AC CALELLA CUSTOM GENTLEBIKE, SPORTSTER

UNA AMERICANA CON MANERAS INGLESAS

Foto 01 AC Calella Custom Gentlebike

Desde la costa barcelonesa nos llega la Gentlebike. Un elegante y clásico caferacer creado sobre la base de una Harley Davidson Sportster 1200 Custom, con el que el taller AC Calella Custom rinde homenaje a la cuna de este extendido estilo de customización: las Islas Británicas.

La cuna

A nadie que le interese un poco el mundo de las transformaciones de motos le será desconocido el porqué y el dónde del nacimiento de la cultura caferacer. Fue en las Islas Británicas, durante finales de la década de los cincuenta y principios de los sesenta, cuando muchos jóvenes aficionados a las motos empezaron a transformar sus monturas buscando hacerlas más rápidas y eficaces, siempre con el Rock&Roll como banda sonora. Ha llovido mucho desde entonces, pero esa estética sigue vigente como demuestra la Gentlebike. Una moto que recrea aquellas transformaciones, gracias a su pintura verde botella, su reluciente motor cromado y otros detalles que vamos a desgranar para vosotros.

Foto 02 AC Calella Custom Gentlebike

Una base rebelde

Como nos contaba Agustí, la moto elegida como base para la Gentlebike no fue todo lo dócil que se presuponía. La Sportster 1200 Custom de 2007 que sirvió de donante generó más de un quebradero de cabeza debido a ciertos detalles estéticos para esconder el sistema eléctrico que la diferencian de sus hermanas y que se resisten a ser cambiados. A su favor, una buena cantidad de cromados la convertían en la idónea para una creación tan vintage como la llevada a cabo. De la Sportster se mantuvieron además de su motor, el chasis, algo de las suspensiones y los depósitos de gasolina y aceite, sustituyendo completamente el mencionado sistema eléctrico.

Foto 03 AC Calella Custom Gentlebike

Cromados

Como os decíamos, uno de los rasgos diferenciadores de la Gentlebike son los cromados. Un acabado que a algunos nos chirría, pero que en esta moto nos demuestran la razón de porque han sido tan utilizados en el pasado. Son muchas las piezas cubiertas de cromo, unas ya venían de origen con la moto donante y otras lo han sido a posteriori. A lo que hay que sumar otras nuevas que incluyen este acabado o se le ha aplicado. Buenos ejemplos de estas son su guardabarros delantero artesanal; los minúsculos intermitentes Heinz Bikes; los retrovisores Highsider, colocados por debajo; las bonitas palancas de cambio y freno trasero, firmada por la italiana Free Spirits; o sus llantas de radios DNA.

Foto 04 AC Calella Custom Gentlebike

Parte ciclo vintage

Volviendo a las llantas, uno de los cambios más significativos respecto a la Custom original ha sido la sustitución de sus llantas. Por un lado, se retiró la lenticular trasera, poco acorde al propósito buscado en esta moto, manteniendo su medida; y por otro se cambió el tamaño de la delantera pasando de las 21 pulgadas a 19. Un cambio, este último, que ha mejorado el tacto en tren delantero a lo que también ha contribuido la inclusión de unos muelles de Progressive Suspension en las barras de la horquilla; junto a unos eficientes neumáticos Avon de corte clásico en ambas ruedas.

Foto 07 AC Calella Custom Gentlebike

Afinando el bicilíndrico

Pocos sonidos hay tan característicos como el de una Harley Davidson. Estas motos te pueden gustar más o menos, pero que suenan a gloria es un hecho. Con la Gentlebike, se ha optado por sacar el máximo partido a sus dos cilindros calados a 45 grados y obtener el mejor de los sonidos montando un escape BSL. Se trata de un espectacular 2 en 1, modelo Bomb Tattoo, homologado, con sus soldaduras bien visibles, que unido a un filtro de aire de la casa (AC) con interior K&N, consiguen arrancarle algún caballo más a los 1.199 cc de este típico propulsor americano.

Foto 05 AC Calella Custom Gentlebike

Kit Caferacer Classic

Pero si por algo llama la atención la Gentlebike es por su carrocería. Una exquisita combinación entre los depósitos originales de la Sportster Custom con unos de los dos kits caferacer de que dispone Stop Rules en su catálogo: el Classic. Este conjunto de piezas está compuesto de una quilla y un guardabarros artesanales, hechos en chapa; un soporte para el asiento, que en esta ocasión fue ocupado por una pieza de Senen Leather Works; un porta-matrícula lateral, que permite acortar mucho la parte trasera de la moto; y un conjunto de semi-manillares, muy bajos. Un kit con un precio muy ajustado, especialmente diseñado para las Sportster posteriores al 2004.

Foto 06 AC Calella Custom Gentlebike

Verde inglés y detalles.

Por último, y retomando una de las características principales de esta moto tenemos su clásica pintura verde inglés/botella/imperio… como queráis llamarla. Un trabajo de Bip Bip Reparaciones sobre el que destacan dos bandas hechas a base de finos filetes en color blanco y negro, una a cada lado del depósito de gasolina, sobre las que descansan sendos logos vintage de la MoCo. Una estoica decoración, muy al gusto de los sesenta, que completa algunos detalles de buen gusto como son el plano tapón para el depósito de gasolina, proveniente del catálogo de Motorcycle Store House; los puños de cuero marrón de Senen Leather Works, a juego con el asiento; o los reposapiés de Kuryakyn.

Foto 08 AC Calella Custom Gentlebike

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*