KRUGGER TRIUMPH REBELLION

PRECISIÓN BELGA

Foto 01 Krugger Triumph Rebellion

Producto de la colaboración entre Triumph Motorcycles Benelux y la relojera belga Rebellion nace la Krugger Triumph Rebellion. Una dirt-track creada por “El Hechicero de Basse-Bodeux”, Fred “Krugger”, sobre la base de una Scrambler 1200 XE.

Fotos: Thierry Dricot

Para quien no le conozca, Fred Krugger es uno de los grandes del panorama custom europeo. Un auténtico genio que se forjó transformando Harley Davidson y que desde hace más de una década nos sorprende cada poco tiempo con creaciones sobre motos de las más diversas marcas, a las que siempre da su toque mágico, haciéndolas piezas de coleccionismo. Hoy la afortunada es una Triumph Scrambler 1200 XE, una moderna todo-terreno de aire retro, a la que ha convertido en un elegante dirt-track. Incluyendo acabados propios de una transformación de fábrica. Pasemos a conocerla.

Foto 02 Krugger Triumph Rebellion

Del campo al circuito

Como os decía, la Krugger Triumph Rebellion es la transformación de una Scrambler 1200 XE en una dirt-track. Esto ha supuesto algunos cambios en su parte ciclo, buscando un uso menos polivalente. Uno de ellos, ha sido la sustitución de sus ruedas. Donde se ha optado por la instalación de unas preciosas llantas Excel en negro, con tetones en dorado, en las que se han mantenido los bujes originales. ¿Las medidas? 19 pulgadas delante y 18 detrás. Ambas calzadas por unos neumáticos Dunlop DT3-R, herederos de los muy específicos DT3 de la misma marca.

Foto 08 Krugger Triumph Rebellion

También se ha sustituido la ya de por sí buena frenada de origen. Instalando pinzas Beringer, con anclaje radial para la pareja delantera. El mismo proveedor francés ha sido el elegido para las bombas radiales del freno delantero y el embrague hidráulico; y otra de las delicatesen de esta moto: su freno trasero. Este, se aprovecha de un deportivísimo mecanismo de gatillo, situado en la piña izquierda, donde también encontramos su depósito de fluido, lo que además deja más limpia y estética la zona de la caja de cambios.

Foto 03 Krugger Triumph Rebellion

Carrocería a medida

Como buen trabajo de Fred Krugger, la carrocería lo es todo. Para la Krugger Triumph Rebellion se ha adaptado un depósito de gasolina proveniente de una Bobber de Hinckley. Se ha modificado el guardabarros delantero, incorporando unos nuevos soportes artesanales que lo dejan a media altura; y unos nuevos protectores de horquilla de aluminio. En cuanto al guardabarros trasero, está hecho a medida, incluyendo parte de la electrónica, y ha supuesto el recorte del subchasis.

Foto 04 Krugger Triumph Rebellion

Menos visible, pero por ello no menos importante, ha sido el trabajo de rebaje de la tapa lateral izquierda, situada bajo el asiento; y la creación de una nueva para el lado derecho. Un trabajo este último, que ha permitido la nueva salida doble del sistema de escape. También, para mejorar la estética de esta zona, se han incorporado dos dorsales de aluminio, a juego con la nueva y minimalista cúpula; y se han retirado los protectores de los reposapiés.

Foto 05 Krugger Triumph Rebellion

El peso manda

En consonancia con el aire deportivo que se ha querido aplicar a la Krugger Triumph Rebellion, se ha reducido peso de donde se ha podido. Además de retirar las mencionadas placas de los reposapiés, se han aligerado el soporte del faro, el selector de marchas, la palanca del freno trasero y la pata de cabra. También han pasado a mejor vida los soportes de los intermitentes, al ser estos sustituidos por unos montado en el extremo del manillar. Unas piezas proporcionadas por Kellermann.

Foto 07 Krugger Triumph Rebellion

Cuestión de acabados

Antes mencionamos el sistema de escape, una de las piezas que le da buena parte de su carácter a la Krugger Triumph Rebellion. Este, está fabricado artesanalmente en acero inoxidable, dándole una doble salida alta, por debajo de cada uno de los dorsales laterales. Y junto a él, otro elemento a destacar, fabricado en el mismo material, son las luces traseras con tecnología Led, que están homologadas, a diferencia del escape, que ha prescindido del catalizador.

Para acabar, tenemos que mencionar la impresionante pintura que han realizado en Couleurs Ardentes, combinando una base de negro y el logotipo de la relojera Rebellion, que a los aficionados a las carreras de coches no les resultará ajeno. Y cómo no, su asiento, con tapizado de Wild Hog Italy; y donde encontramos un logotipo de acero inoxidable con las banderas belga e italiana como apoyo de Fred al país transalpino durante los duros meses pasados en su confinamiento por la Covid-19.

Foto 09 Krugger Triumph Rebellion

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*