ROUGH CRAFTS TARMAC RAVEN

SOFTAIL M8 HIGH TECH

Foto 01 Rough Crafts Tarmac Raven

Pocas transformaciones hechas sobre la base de una Harley Davidson Softail llegan al nivel de la Rough Crafts Tarmac Raven. Tanto estética como técnicamente, esta M8 (Milwaukee Eight) es toda una referencia para aquellos a los que nos gustan las motos americanas… bien equipadas.

Foto 05 Rough Crafts Tarmac Raven

Softail M8

Hace una década, la mayoría habría apostado por una Dyna/FXR a la hora de crear una Harley Davidson Big Twin de aire deportivo. La razón era la mayor capacidad dinámica de estos chasis frente al algo “blando” Softail. Todo esto acabó con la llegada del Milwaukee Eight, que trajo consigo un nuevo chasis Softail, mucho más rígido y eficaz, y con ello la desaparición de la familia Dyna.

Foto 09 Rough Crafts Tarmac Raven

Para la creación de la Rough Crafts Tarmac Raven se ha tomado como base una Harley Davidson Street Bob, el modelo idóneo para acometer una transformación de estas características dada su espartana sencillez.

Foto 07 Rough Crafts Tarmac Raven

Milwaukee Eight

Volviendo al motor que provocó todos estos cambios, la Rough Crafts Tarmac Raven equipa la versión de 107 pulgadas de este bicilíndrico. Un propulsor que ha sido potenciado gracias a la instalación de un kit de S&S Cycles que aumenta su cilindrada hasta las 124 pulgadas, lo que nosotros llamamos 2.034 cc. Dos auténticas “cazerolas” que ofrecen nada más y nada menos que 124 caballos de potencia y 183 Nm de par motor. Un trabajo que contó con la complicidad de David Zemla (VP Marketing S&S Cycles) y que se completó con un increíble sistema de escape, con colectores artesanales hechos en titanio y un silencioso S1 de la italiana SC Project; y una buena cantidad de accesorios de Rought Crafts, como tapas, empujadores, etc. de entre los que tenemos que destacar su filtro de aire.

Foto 08 Rough Crafts Tarmac Raven

¡Menudo basculante!

Si habéis empezado por mirar las fotos antes de leer el texto, os habréis fijado en el basculante monobrazo que luce Rough Crafts Tarmac Raven. Se trata de un trabajo realizado exprofeso por el especialista Roaring Toyz, que seguro servirá de base para futuros modelos que se podrán adquirir sin tirar de contactos… ¿A qué mola? Sobre todo, si va acompañado de unas ruedas BST (Blackstone Tek), fabricadas en fibra de carbono; y cubiertas con unos deportivos Pirelli SuperCorsa V3.

Foto 06 Rough Crafts Tarmac Raven

Suspensiones suecas y frenos galos

Siguiendo con el derroche de medios del que hace gala la Rough Crafts Tarmac Raven, nos vamos a fijar en sus suspensiones. Como no podía ser de otra manera, se ha montado una horquilla invertida FGRT 301, con barras de 48 mm, y tijas de CNC Racing; junto a un amortiguador, con un recorrido mayor en 1 pulgada. Ambos totalmente regulables y firmados por Öhlins. Unas suspensiones que le dan a esta cruiser una posición más dominante y que se completan con unos frenos a la altura. Donde destacan un par de pinzas radiales Beringer Aerotech, para el tren delantero, con su correspondiente bomba de accionamiento.

Foto 04 Rough Crafts Tarmac Raven

Reconocible

Para acabar, vamos a detenernos en la carrocería de esta atípica Harley Davidson. Como en casi todas las creaciones de Winston Yeh, se ha apostado por una pintura oscura y elegante, para cubrir una escueta y minimalista carrocería. En este caso, compuesta de un colín y una careta, inspiradas en las motos de Dirt Track, ambas fabricadas en ligera fibra de carbono; y un precioso depósito de gasolina artesanal, con unas marcadas hendiduras a cada lado, modelado sobre aluminio. Como rezaba una película de Jack Nicholson: “As Good as It Gets”.

Foto 02 Rough Crafts Tarmac Raven

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*